Niño de ocho meses muere tras ser rociado y purgado en Choluteca


Un niño de apenas 8 meses de nacido murió en la sala de emergencia del Hospital General del Sur luego de que tuviera complicaciones porque lo "sobaron y lo purgaron".

El informe de los médicos del centro hospitalario refiere que el menor ingresó el pasado lunes 22 de mayo en un estado crítico, por lo que tuvo que ser ingresado a la sala de cuidados intensivos.

De acuerdo con lo que explicó la madre del menor a los médicos, hace aproximadamente 10 días el pequeño comenzó a tener síntomas como fiebre y vómitos.

En su desesperación, ella lo llevó donde una persona de la comunidad para que lo roseara, lo sobara y lo purgara. Según la madre, Santa Cruz de Marcovia, en Choluteca, vio una mejoría en el niño pero 2 días después le volvieron los síntomas.

Fue entonces que la madre lo llevó a emergencia. De acuerdo con los médicos, el niño llegó en un estado delicado y crítico; sin embargo, las complicaciones le provocaron la muerte unas horas más tarde de su ingreso al hospital.

"Este tipo de prácticas son riesgosas y mucho más en un pequeño de esta edad y lastimosamente murió", explicó la médica Isis Paz.

Muchos hondureños creen en el "mal de ojo", que causa enfermedad en los niños. Para ello, los llevan donde curanderos para que los soben y los roseen con algunas hierbas.

"Lo más recomendable que las madres sean observadoras y cuando vean algún síntoma que lo lleven al centro de salud u hospital y determinar de forma eficaz lo que tiene. No utilizar este tipo de medidas porque traen consecuencias fatales", añadió.


Sucesos

Hace: 1 años | Por: