Niño de dos años ingresa a emergencia tras intoxicarse con planta venenosa


En un alarmante incidente ocurrido en la comunidad de La Danta, en el municipio de Namasigüe, del departamento de Choluteca, un niño de tan solo dos años fue llevado de urgencia al Hospital General del Sur este jueves luego de sufrir una intoxicación por el consumo de una planta venenosa.

Según relata su madre, la planta se encontraba en una maceta utilizada como jardín y el pequeño agarró una hoja y la masticó, desencadenando así el episodio de intoxicación.

La doctora Isis Paz, médica a cargo del caso, ofreció más detalles sobre el suceso, según sus palabras, el niño, de manera inocente y curiosa, estaba jugando en el patio cuando tuvo acceso a la planta venenosa, al ingerir la hoja y entrar en contacto con el líquido tóxico que esta liberaba, el menor comenzó a presentar vómitos y finalmente perdió el conocimiento, lo cual llevó a su madre a buscar ayuda médica de inmediato.

En un acto de precaución digno de destacar, la madre del niño tomó la sabia decisión de cortar un tallo de la planta y llevarlo como evidencia al llegar a la emergencia. Este accionar resulta crucial en casos de intoxicación, ya que permite a los profesionales médicos tratar al paciente de manera adecuada.

La galena enfatizó la importancia de evitar tener en casa plantas venenosas, ya que su toxicidad puede llevar a situaciones de gravedad e incluso a la muerte si son manipuladas de forma incorrecta.

El pequeño fue atendido de inmediato en la emergencia, donde se le brindó la atención necesaria y se le mantuvo bajo observación para asegurar el control de los síntomas y descartar posibles complicaciones. Además, se le administró el tratamiento médico correspondiente y se monitorearon de cerca sus signos vitales y posibles señales de alarma.

En cuanto a las recomendaciones para prevenir este tipo de incidentes, se le proporcionaron a la madre del niño consejos y orientación para mantener un entorno seguro para su hijo. Es fundamental que los padres estén alerta y tomen todas las precauciones necesarias, evitando que objetos o sustancias peligrosas estén al alcance de los niños pequeños, quienes no poseen el discernimiento para identificar los peligros, a responsabilidad recae en los adultos, especialmente en los padres, de mantener un entorno seguro en el hogar.

La Dirección de Niñez Adolescencia y Familia (Dinaf) ha tomado conocimiento del caso y llevará a cabo las indagaciones correspondientes para garantizar la seguridad y el bienestar del menor. Esta institución trabajará para ofrecer el apoyo necesario a la familia y tomar medidas que prevengan futuros incidentes similares.


Sucesos

Hace: 12 meses | Por: