Jefe de personal de región sanitaria de Choluteca asegura ser víctima de agresiones de la directora regional


El jefe de personal de la Región Sanitaria Departamental de Choluteca, José Manzanares, decidió romper el silencio tras el impactante incidente ocurrido el pasado martes 16 de mayo en el que hubo un enfrentamiento con Merary Avilés, directora regional de ese ente estatal.

En medio de acusaciones de agresión contra la directora regional, Manzanares detalló los acontecimientos y afirmó ser la víctima de agresiones verbales en reiteradas ocasiones, así como de una agresión física ocurrida por primera vez.

Manzanares relató el inesperado giro de los acontecimientos: "Fui convocado a una reunión temprano en la mañana, a las 9:30 de la mañana, no tenía conocimiento del tema a tratar en dicha reunión, al ingresar, me encontré con el doctor Edwin Borjas, jefe de redes, y la abogada Karina Izaguirre, asesora legal de la región. Luego, la doctora Merary Avilés entró y, a partir de ese momento, comenzaron a atacarme con una serie de preguntas, en ese momento, no sabía cuál era el motivo de la reunión".

Asimismo explicó que el trasfondo del conflicto se originó a raíz de un traslado que había sido acordado durante las negociaciones con el gremio de enfermeras semanas atrás. Según el colegio de enfermeras, la licenciada trasladada debía regresar a su antiguo lugar de trabajo, pero ella no se había presentado debido a una incapacidad.

Manzanares continuó su relato: "Durante la reunión, fui hostigado y atacado verbalmente por las tres personas presentes, quienes cuestionaron mi posición, me ofendieron y afirmaron que estaba abusando de mi autoridad y otorgando permisos a personas sin derecho. En un momento dado, decidí buscar documentación en mi oficina para respaldar los permisos y la incapacidad, aunque la doctora intentó impedirme salir de la oficina, logré salir y dirigirme hacia la otra oficina".

El incidente se tornó más tenso cuando, según el testimonio de Manzanares, la directora regional lo sujetó de la camisa y le impidió salir, finalmente, logró liberarse y abrir la puerta, pero en el forcejeo, la puerta se quebró debido al impulso generado por la directora Merary Avilés. A pesar de ello, destacó que en ningún momento él tocó ningún vidrio ni empleó violencia física contra ella.

Ante la pregunta de que hizo en el momento de retirarse de las oficicinas de la región de salud, Manzanares afirmó: "me dirigí directamente al Ministerio Público y a la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) para dar seguimiento al incidente, ya que previamente había presentado una denuncia por abuso de autoridad".

Además reveló que había conocimiento previo de denuncias por maltrato y comportamiento abusivo por parte de la directora hacia otros empleados.

La Secretaría de Salud envió una comisión para investigar el incidente y tomar las medidas correspondientes, ante esta situación, Manzanares catalogó las actitudes de la directora regional de salud de Choluteca como inaceptables, destacando la necesidad de poner fin a este tipo de situaciones violentas en el entorno laboral.

En cuanto a su continuidad en el puesto, Manzanares afirmó que seguirá presentándose a sus labores normales y que acatará cualquier decisión tomada por la Secretaría.

A pesar de los hechos ocurridos, no ha puesto su cargo a disposición, ya que asegura haber manejado adecuadamente las situaciones con los empleados y gremios.

La presencia de una comisión de la Secretaría de Salud fue constatada en el lugar, pero no se autorizó brindar detalles sobre su visita. Se espera que las autoridades tomen las medidas necesarias para corregir los sucesos y evitar que esta serie de eventos desemboque en una tragedia.


Choluteca

Hace: 1 años, 1 mes | Por: