En carta pública previo al juicio JOH dice nuevamente que es inocente


El expresidente Juan Orlando Hernández escribió una carta pública para reiterar su inocencia a un día de enfrentar el juicio en Estados Unidos por cargos de narcotráfico e insiste que es víctima de una venganza y una conspiración por parte de los grupos del crimen organizado y enemigos políticos.
Recordó que los altos funcionarios de Estados Unidos que sirvieron en la época en la que se desempeñó como Presidente del Congreso Nacional (2010- 2014) y Presidente de Honduras (2014-2022), son conocedores de su lucha y sus acciones contra el narcotráfico, crimen organizado y la violencia que desangraba a Honduras y generaban luto y dolor.

“Esta misma lucha y acciones son prueba contundente que contradice totalmente la teoría de las acusaciones formuladas contra mí en el Distrito Sur de Nueva York en lo que se me acusa de proteger y apoyar al narcotráfico”, señaló.

Hernández insistió que esas acusaciones son falsas e injustas, llenas de mentiras construidas de manera novelesca en base al testimonio de testigos colaboradores todos narcotraficantes confesos con acuerdos de negociación con la Fiscalía del Distrito Sur.

JOH argumentó que Estados Unidos, sabe que en su Gobierno se impulsó y logró un sistema de instrumentos contra el narcotráfico, en los que se destacan la reforma constitucional para la extradición, la ley de incautación de bienes de origen ilícito, ley contra el lavado de activos, la reforma policial, la ley de protección a los espacios aéreos, la creación de la policía militar del orden público, la creación de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), y la Ley de Seguridad Poblacional.

A través de su carta hizo un llamado a la reflexión a los funcionarios y agentes de Estados Unidos y hondureños que acompañaron su “lucha” contra el narcotráfico y el crimen organizado, para que defiendan estos acuerdos, operaciones y acciones que resultaron en logros “extraordinarios” en beneficio de los dos pueblos soberanos que lucharon por proteger a sus ciudadanos y fueron “exitosos”.

“Cada día estoy más convencido que estas terribles acusaciones que hoy de manera injusta me tienen recluido en una cárcel en Estados Unidos, lejos de mi familia, mi patria, se originaron en una venganza de narcotraficantes que vieron sus imperios de terror destruidos con nuestras acciones”, apuntó.

El exmandatario dijo que luchará por “esta verdad” hasta las últimas consecuencias. “Por ello, humildemente, pero con contundencia, valentía y un alto sentido de responsabilidad pido a los buenos hondureños que me acompañen y me ayuden a defender ESTA VERDAD”.

Hizo un llamado a los “buenos” políticos, funcionarios, periodistas, académicos y ciudadanos en general en Honduras, en Estados Unidos y otros países que investiguen la terrible conspiración que han hecho ciertos sectores oscuros “contra mí” y pidió “¡que no callen la verdad!”.

Expuso que después de casi dos años de estar “injustamente” detenido, a lo largo de este tiempo se ha puesto en evidencia “la conspiración geopolítica y el complot que ha existido en mi contra, al grado de pactar asesinarme a mí y a mi familia, como me he dado cuenta en un informe del FBI que nunca me fue informado y que puse en conocimiento al Juez”.

Por último, indicó que ha sido relegado a una “enorme indefensión” y citó lo que dijo, Edmund Burke: “Lo único que se necesita para que el mal triunfe es que los hombres buenos no hagan nada”.

“Pero yo tengo fe que la justicia prevalecerá, porque como dice la Biblia en Santiago 1:12 y Juan 8:32: ‘Bienaventurado el hombre que persevera bajo la prueba, porque una vez que ha sido aprobado, recibirá la corona de la vida que el Señor ha prometido a los que le aman’. ‘Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres’ ¡Les ruego que oren por mí para que la verdad prevalezca porque estoy preso siendo inocente!”, finalizó la carta del expresidente hondureño.


Nacionales

Hace: 1 mes, 3 semanas | Por: