Edmundo Orellana afirma que los niveles de corrupción han bajado pero no descarta que haya en el actual gobierno


Se han bajado los niveles de corrupción, no se descarta que haya casos, en la actualidad, pero aún no se han detectado, pero “ahí van a salir”, dijo el ministro de Transparencia Edmundo Orellana.

“Hay evidencia que no hay casos de corrupción como en los gobiernos anteriores, habrá alguien que se habrá robado unos 100 mil lempiras, tal vez un millón, lo van a descubrir”, apuntó Orellana.

“Debe haber, (casos de corrupción), pero nosotros no lo hemos detectado, pero de que debe haber, debe haber, ahí van a salir, no se preocupen», reiteró.

Las declaraciones del titular de Transparencia, se dan luego que el gobierno de la presidenta Xiomara Castro, autorizó en Consejo de Ministros, a la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS) a que haga público el patrimonio de funcionarios públicos del Poder Ejecutivo y exhortó a los demás poderes del Estado a que hagan lo mismo.

El decreto ejecutivo "Transparencia financiera y combate al enriquecimiento ilícito" es encaminado a investigar las cuentas de los secretarios y subsecretarios de Estado, así como de titulares de las instituciones autónomas, desconcentradas y centralizadas.

En ese sentido Orellana dijo que “estamos trabajando para prevenir la corrupción, no vamos a capturar a nadie; vamos a identificar las irregularidades”.

En esa línea dijo que se avanza en un diagnóstico de la Ley de Contratación del Estado que indicará cuales son los problemas que tiene la ejecución de esta ley. Este diagnóstico estará listo a más tardar en octubre o noviembre, según sus declaraciones.

El funcionario también se refirió al tema del Fondo Departamental que se da en el Congreso Nacional con distintos nombres, crea desigualdad.

Orellana remarcó que cuando se privilegia a determinado grupo en perjuicio de otro “hay inequidad”.

Al dar fondos particulares a diputados otros políticos que no tienen esos ingresos quedan en desventaja, anotó al tiempo que recordó que por ese motivo “cuando fui diputado no acepté ni recibí el subsidio porque consideré era inequitativo”.

En relación a la Ley de Contratación y otras leyes que generan controversia, enfatizó que “ninguna ley es mala, los malos son sus ejecutores; la pudo haber hecho Dios y el hombre la pervierte”, concluyó.


Política

Hace: 1 años | Por: