Corte de apelaciones de EEUU ratifica cadena perpetua para Tony Hernández y Geovanny Fuentes


15/02/24. La Corte de Apelaciones de Estados Unidos para el Segundo Circuito ha confirmado recientemente las sentencias de cadena perpetua más 30 años de prisión para Juan Antonio "Tony" Hernández y Geovanny Fuentes Ramírez por cargos relacionados con narcotráfico.

Esta decisión se produce mientras el expresidente hondureño Juan Orlando Hernández se prepara para enfrentar su propio juicio por acusaciones similares.

El fallo, emitido el 22 de enero de 2024 por los jueces Guido Calabresi, Alison Nathan y Sarala Nagala, ratifica la condena impuesta por el juez Kevin Castel del Tribunal de Distrito de Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York.

En el caso de "Tony" Hernández, fue condenado por conspirar para importar cocaína a Estados Unidos, así como por el uso y conspiración para utilizar ametralladoras en apoyo a esa conspiración, entre otros cargos. Por su parte, Geovanny Fuentes Ramírez enfrentó cargos similares relacionados con el tráfico de drogas.

Ambos apelaron sus sentencias argumentando diversos puntos, pero la Corte de Apelaciones rechazó sus reclamos y confirmó las condenas. En el caso de Hernández, uno de los argumentos presentados fue la admisión de sus declaraciones hechas ante agentes de la DEA al momento de su arresto en Miami, donde alegaba que no tenía un abogado presente. Sin embargo, la Corte determinó que estas declaraciones fueron admitidas correctamente y no violaron sus derechos.

Por su parte, Fuentes Ramírez argumentó que los cargos en su contra habían prescrito y que su abogado no solicitó adecuadamente una instrucción específica sobre el estatuto de limitaciones. Sin embargo, la Corte consideró que estos argumentos no justificaban la anulación de las sentencias.

El fallo judicial concluye que “habiendo revisado los expedientes de estos juicios y los numerosos argumentos planteados en apelación, no encontramos errores que justifiquen anular las sentencias. En consecuencia, afirmamos las sentencias del Tribunal de Distrito”.

En resumen, la decisión de la Corte de Apelaciones confirma las duras condenas impuestas a Hernández y Fuentes Ramírez, lo que significa que sus sentencias son definitivas y no pueden ser apeladas nuevamente.


Judicial

Hace: 2 meses | Por: