“Existe una respuesta orgánica para promover la inseguridad en Honduras”, denuncia presidenta


Tegucigalpa – La presidenta Xiomara Castro denunció este domingo que existe una respuesta orgánica para promover la inseguridad en Honduras, al tiempo que acentuó que “el fin de la economía no es que la mayoría se sacrifique mientras otros logren grandes ganancias en medio de un mar de miserables”.

– Los fideicomisos y las alianzas público-privadas fueron parte de las herramientas jurídicas se montaron negocios que lesionan fuertemente los intereses del Estado, denunció.

– Destacó que la visión social del gobierno se plasmó en la reformulación del Presupuesto General, a través del cual se generarán 100 mil nuevos empleos en 2022 y 2023.

– “La ENEE no puede ser vendida, ni alquilada, ni enajenada por particular alguno, vamos a renegociar transparentemente los precios de contratos de suministros de energía”, garantizó.

En su primera cadena nacional de radio y televisión -precisamente cuando se cumplen 101 días de gobierno- Castro inició diciendo que asumió con responsabilidad el reto de dirigir a Honduras “un país sometido por una narcodictadura violenta y corrupta que entregó todo el control del Estado a la oligarquía a cambio de su silencio cómplice frente al desmantelamiento de nuestra patria”.

Agregó que “nos anticipamos a las fuerzas más oscuras de los sectores más conservadores y extremistas de Honduras que pretendieron asestarnos un golpe tempranero, tomando el control del Congreso Nacional, pero fracasaron gracias a la movilización popular que me acompañó a defender lo que ganamos abrumadoramente en las urnas”.

Destacó que el primer acto del nuevo Congreso Nacional, dirigido por Luis Redondo, fue aprobar una Ley de Amnistía y condena al Golpe de Estado, la que según ella, ha sido cruentamente atacada, especialmente por los que se postraron ante el fascismo.

“Los pandoros, los que saquearon el Seguro (social), los de los hospitales móviles y algunos que aún le siguen llamando sucesión constitucional al golpe de Estado y no entienden que rompieron el orden constitucional y hundieron al país instalando una mafia que nos ha saqueado por 12 años”, acentuó.

La presidenta Castro, dijo que se sabe con certeza -por los informes del departamento de Estado de EEUU- que Libre ganó las elecciones de 2013 y 2017 “y que el pueblo nunca se equivocó, simplemente lo estafaron y con dinero del narcotráfico le arrebataron a sangre y fuego su voluntad”.


Sabotajes

Su gobierno -citó Xiomara Castro- comenzó a trabajar en lo que encontraron, con un camino minado, con agazapados, saboteadores y extorsionadores que todavía siguen con su labor de zapa contra el actual gobierno.

Dijo que a su administración le está tocando enfrentar a un modelo privatizador que es capaz de hacer lo que tenga que hacer por la simple ganancia.

Retrató que Honduras ha sido usado como laboratorio para poner en práctica “el plan de desmembramiento de territorio y la nación para dar lugar a pequeños territorios o sociedad anónimas, ZEDEs, donde imparten la ley de saqueo, al capital transnacional y la voluntad del amo, una especie de nuevo colonialismo capitalista en pleno siglo XXI”.

Señaló que al país de nada le sirve crecer siete, ocho o nueve puntos en las áreas de mayor desarrollo empresarial, si la pobreza y la miseria suben 10 o 15 veces. “El fin de la economía no es que la mayoría se sacrifique mientras otros logren grandes ganancias en medio de un mar de miserables”, apostilló.

Defendió el papel de la mujer en la sociedad y citó que su gobierno creó la Secretaría de la Mujer para atender las demandas postergadas de todo este segmento de la población hondureña.

Reveló que heredó una deuda de más de 20 mil millones de dólares y gran parte de esos recursos no se encuentran, “o está en bolsillos particulares, amparados con decretos ejecutivos, legislativos y sentencias judiciales que se dedicaron a saquear el Estado. No son almas inocentes los que hoy pretenden desconocer esta realidad”.

Sectores promueven inseguridad

Subrayó que “sin violencia del Estado y respetando el debido proceso se debe de buscar las formas el daño que causaron los socios de este sistema que protege corruptos y narcotraficantes”.

Advirtió que hará frente a quienes continúan ejerciendo el poder a través de la violencia, ya sea económica o de otro sentido, “es de público conocimiento que existe una respuesta orgánica para promover la inseguridad en Honduras. Tenemos conocimiento de cómo se sostiene y opera esta estructura criminal que permeó el Estado de Honduras hasta llevarlo a condición de fallido y que continúa activa y conspirando”.

Reconoció que las condiciones que heredó y la explosión del conflicto de Ucrania han complicado el actuar de su gobierno. “Los combustibles han alcanzado máximos históricos, ha aumentado el costo del transporte y de los fletes, así como los alimentos, situación que nos obliga a tomar medidas de emergencia en materia de seguridad alimentaria y energética”, explicó.

La gobernante hondureña, expuso que tanto las recaudaciones tributarias de las alcaldías de San Pedro Sula y Tegucigalpa están contratadas por fideicomisos o alianzas público privadas con normativas y comités propios que obligan a pagar cargas adicionales por administración del dinero.

Desglosó que las medicinas, la educación, la seguridad, las carreteras, la propiedad vehicular, inmuebles intelectual, las frecuencias de las telecomunicaciones y hasta las cuencas de los ríos en gran medida fueron privatizadas.

Destacó que la visión social del gobierno se plasmó en la reformulación del Presupuesto General, a través del cual se generarán 100 mil nuevos empleos en 2022 y 2023.

La primera mujer presidenta de Honduras, indicó que con el apoyo del sector social de la economía, mipymes y sector privado, que es el único sector que cuenta con recursos frescos en el sistema financiero nacional. “Debemos apostar al desarrollo industrial y tecnológico, así como el desarrollo del campo, que debe producir todo nuestro sustento”.

Justificó la remoción de gabinetes sectoriales porque solo sirvieron para el manejo oscuro de la cosa pública.

Subsidios y ENEE

Mencionó que 1 millón 300 mil familias sin distingos de colores políticos están recibiendo la energía gratuita en sus hogares. También citó el subsidio a los combustibles que le costará al gobierno más de 7 mil millones de lempiras anuales.

Calificó como “emblemático” el caso de la ENEE y declaró que intencionalmente se mermó su capacidad para venderla al mejor postor.

“Todas las empresas vinculadas al negocio de la energía eléctrica tienen ganancias, la única que pierde es la ENEE, no es raro entonces que tengamos la energía más costosa de la región y además sin ninguna opción de ampliar la cobertura a sectores que aún en esta tercera década del siglo XXI siguen a oscuras”, discursó.

Dijo que para iniciar el rescate a la estatal de energía, envió una Ley de Energía al Congreso de la República y en esta se reconoce este servicio como un bien público de seguridad nacional y un derecho humano de naturaleza económica y social. “La ENEE no puede ser vendida, ni alquilada, ni enajenada por particular alguno, vamos a renegociar transparentemente los precios de contratos de suministros de energía”, garantizó.

Detalló que le apuesta a la rendición de cuentas con la creación de la Secretaría de Transparencia y la instalación de una Misión Internacional Anticorrupción.

Puntualizó que “durante estos años experimentamos el desmantelamiento de la justicia y fuimos testigos de cómo la ley se volvió severa para los defensores de la vida, del ambiente y los territorios, mientras resultada complaciente para las élites corruptas y corruptoras”.

La presidenta Castro, prometió impulsar la vacunación masiva para todos los hondureños. Igualmente la puesta en marcha del proyecto de producción de genéricos y fármacos del cuadro básico y el fortalecimiento de la medicina preventiva en complemento de la construcción de cuatro nuevos hospitales.

Destacó que el sistema educativo ya volvió en un 70 % a clases presenciales y dijo que la reconstrucción de escuelas avanza de igual manera.

Adelantó acciones concretas en Olancho, El Paraíso, Colón y La Mosquitia en el campo de cuidado del ambiente. “Lo extenderemos a todo el país en un programa masivo de reforestación, de protección a cuencas y subcuencas productoras de agua potable hasta detener la tala criminal de nuestros bosques y la depredación del hecho y cuencas de nuestros ríos”, apuntó.

Para finalizar, Castro reincidió que se plantea un programa masivo de reforestación de tal forma que la actividad en los bosques sirva como fuente sustento sostenible para miles de familias al disminuir la cantidad de gas carbono que contamina la atmosfera y aumenta la producción de oxígeno. “Vamos a crear junto a las Fuerzas Armadas, tres grandes batallones verdes en la zona de Olancho y La Mosquitia las áreas declaradas como el Río Plátano, la Reserva Ruru, la Reserva Warunta, Tawahka. Recibí un país en ruinas y estamos construyendo las bases del desarrollo humano, el respeto al medio ambiente y la justicia”.

Política

Hace: 6 días, 17 horas | Por: Diario Digital Stereo Metro